Seguidores ! :)

viernes, 11 de marzo de 2011

QUOMODO FABULA, SIC VITA.

La vida es un teatro, y cada uno de nosotros somos los anfitriones.En el teatro de la vida, nosotros somos los actores, y somos el publico, ya que actuaremos y luego aplaudiremos o no según la efectividad de nuestros actos.
Es inevitable que a veces nos sintamos en una tragedia y otras en el extremo más ridículo de una comedia. El telón se abre y empieza una carrera de vértigo. Unos danzan y otros cantan, mientras que unos mueren otros ríen, y poco a poco vamos formando una historia un tanto caprichosa. Nos movemos a través de unos hilos invisibles que trazan el camino que nunca se ha de volver a pisar, y nos pasamos medio drama añorando todo aquello cuánto sucedió; a veces, hasta convirtiendo la tragedia en algo divertido. No comprendemos el sentido de nuestra obra hasta que la vemos acabada, por eso siempre seremos manantial de dudas y reflexiones, de las que seremos cómplices y haremos cómplices a nuestros más allegados.A unos se les daña el corazón demasiado pronto y nunca más vuelven a abrir sus sentimientos al mundo, a otros sin embargo les encanta caerse una y otra vez en el mismo charco y ensuciarse cuántas veces haga falta. Una sonrisa es atrapada con una mirada que la escudriña con recelo, un beso acaba siendo la clave de una perfidia muy trascendente en nuestra obra; nos miramos a nosotros mismos pensando que podemos ser jueces de la historia de otro protagonista, sin llegar a comprender nunca que allá donde miramos se esconden mil detalles que hemos obviado.Somos verdugos y víctimas de nuestros actos, y unos observadores pésimos. Escribía Oscar Wilde: “La tierra es un teatro, pero tiene un reparto deplorable”. Una visión un tanto pesimista quizá para el que le tocó vivir y asumir un rol bastante incierto, siendo aquél que se posaba absorto en un rincón admirando la belleza del drama que se presentaba ante sus ojos. Todos, en algún momento de nuestras vidas, asumimos un papel u otro, y al final vamos cogiendo una parte de aquí y otra de más allá, formando eso que amamos con tanto fervor y vanidad. No conciliamos la idea de que esto se pueda acabar en cualquier momento,porque lo único cierto es que nunca sabemos cuando se cierra el telón.

1 comentario:

  1. Me encanta... ¿el vídeo de Nach también lo has colgado tú? Si es así, simplemente sin palabras. un 10 puesto que me encantan los tópicos horacianos, y generalmente, los latinos y las interpretaciones que se le dan a todos ellos. Vuelvo a repetir, excelente!

    ResponderEliminar